Aunque hemos mencionado anteriormente que la negación es un mecanismo de defensa que perjudica la conciencia de enfermedad de la familia y la persona que consume, en ocasiones ésta es necesaria para sobrevivir.

Por ejemplo, diversos autores describen que tras un momento de crisis o un duelo, las personas tendemos a negar para poder manejar las situaciones diarias como las obligaciones y responsabilidades. Sin embargo después de un tiempo es necesario atenderlas para evitar pensar “que no pasó nada”; y de preferencia con ayuda especializada. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados