Algunos alumnos que consumen drogas pueden pensar erróneamente que porque van a la escuela su consumo no es un problema.

Sin embargo más que ir, se trata de ver cómo se va a la escuela. El consumo de drogas, incluyendo el alcohol, altera la capacidad del cerebro para recoger, clasificar y sintetizar la información, lo que equivale a decir que se bloquea la capacidad para aplicar la inteligencia y compresión, para la solución de problemas.

Es una realidad: las drogas afectarán el aprendizaje que recibas en la escuela, por lo que es necesario suspender el consumo y solicitar apoyo emocional.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados