No puede existir un progreso en el mundo sin que haya un progreso de la gente que lo constituye. No puede haber un progreso en la gente a menos que se realice por medio de un mejoramiento en los actos, motivado por un mejoramiento del pensamiento y un código moral más elevado.

Aparte de los beneficios inmediatos derivados por los alcohólicos y sus familiares del programa de AA, también ha influido mucho éste para superar la calidad humana de una gran parte de la sociedad.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados