El consumo de la marihuana produce efectos adversos físicos, mentales, emocionales y conductuales (http://bit.ly/1x71BXQ).

Deteriora la memoria a corto plazo y el juicio, además de distorsionar la percepción. Dado que la marihuana afecta los sistemas del cerebro que no terminan de madurar sino hasta la adultez temprana, su consumo por adolescentes puede tener un impacto negativo en su desarrollo. Además, contrario a la creencia popular, la marihuana puede ser adictiva (http://bit.ly/1upUHen).

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados