La heroína, como el opio y la morfina, proviene de la resina de la planta de la amapola. Se extrae una sustancia lechosa de la vaina de la flor para después refinarla hasta convertirse en morfina, luego se purifica aún más convirtiéndola en diferentes formas de heroína.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados