Ciertos productos que contienen disolventes volátiles o aerosoles (“sprays”), como los pegamentos, los quitaesmaltes, el líquido para encendedores, las pinturas, los atomizadores de desodorantes y los fijadores de pelo, los dispensadores de crema batida y los líquidos de limpieza, se encuentran fácilmente al alcance, pero están muy lejos de ser inofensivos.

Usar inhalables, incluso una sola vez, puede traer consecuencias graves para la salud. http://bit.ly/1ldrArD

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados