Hay ciertos genes que determinan la vulnerabilidad a las drogas y, en algunos casos, también a la enfermedad mental.

Néstor Szerman, presidente de la Sociedad Española de Patología Dual, afirma que un ejemplo de esto es el caso del gen alfa-5, relacionado al tabaquismo y la depresión.

Esta relación explica además la tendencia de muchas personas con depresión a generar adicción al tabaco. La nicotina como cualquier otra droga que actué sobre el sistema límbico (http://bit.ly/1ByXQr4) al generar placer, puede promover la aparición de una adicción, el tratamiento de cualquiera de los malestares puede ser el inicio del tratamiento del otro.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏