Las personas que usan metanfetamina por mucho tiempo pueden volverse paranoicas. También pueden oír y ver cosas que no están allí, es decir, pueden tener alucinaciones.

De igual forma la metanfetamina hace que la presión arterial se eleve, las personas que la usan por largo tiempo pueden tener daños permanentes en los vasos sanguíneos y en el cerebro. Esto puede causar derrames cerebrales que resultan de un sangrado.

Te invitamos a visitar nuestro blog en: www.lasadiccionestienensolucion.com, y seguir obteniendo más información que proteja tu salud.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados