La base de la educación de los adolescentes, y también de los niños, es educarlos a seguir ciertos valores.

Para alejarlos del consumo de drogas, incluyendo el alcohol y, de la violencia es imprescindible enseñarles respeto, diálogo y tolerancia. Una herramienta útil para ello es buscar ejemplos que sean comprensibles y acordes a su edad para ilustrar las consecuencias de vivir sin valores.
Y más allá de estos ejemplos, recuerda que tú eres el mejor de ellos, pregúntate qué valores estás trasmitiendo a tus hijos con tus acciones diarias.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏